Archivo de la etiqueta: Elsa Noguera De la Espriella

Se les cayó la P a los «probos» politicos amigos del «Ñeñe»

FB_IMG_1583446837736

Gustavo Petro polariza, dicen sus contradictores, pero no cuentan el resto, antes lo callan convenientemente: Petro se ganó la fama de polarizador porque no tiene precio, no se vende y es intransigente e intolerante con la corrupción. En ello obra bien: La política en Colombia mediada por el eje de lo corrupto, se mueve entre el ser o el no ser y no da para términos medios como ha quedado suficientemente demostrado con el escándalo que involucra al presidente y a su mentor con un narcotraficante costeño que se disfrazaba de «ganadero».

Al bautizar en algún momento a su movimiento como Decentes y representar una opción política anticorrupción, Petro hizo que la indecencia en la política se alinderara. Los Gaviria, los Pastrana y todos los que sentían amenazados sus intereses y privilegios y hasta comprometida su impunidad (inmunidad) se nuclearon en torno al sector que mejor representa a lo que Álvaro Gómez Hurtado denominaba el régimen.

El partido político de los honorables sin honorabilidad, del eterno «yo no fui», del «todo se vale», de «el fin justifica los medios», de la propagación del odio y la venganza, de defensa de la guerra y de la muerte e incurso en toda suerte de escándalos de corrupción, entendió el peligro que para la continuidad de su pillaje y de su lógica mafiosa significaba Petro y se valió de lo que mejor saben hacer para derrotarlo: recurrir a lo más nauseabundo del lodazal fétido de recursos a su disposición para imponerse.

IMG_20200308_094509

Hicieron de nuevo uso del miedo, soportado en el engaño; acudieron a la trampa en el amañado conteo de los votos desde una registraduría perfectamente coptada desde su software; apelaron a traiciones y robos como los que orquestaron contra otro de los alfiles del establecimiento y, como si todo lo anterior no fuera poco, también echaron mano de la ayuda, para la compra de votos de la que hablara Ayda Merlano y que hoy involucra, adicionalmente, a sombríos personajes vinculados al narcotráfico y a temibles estructuras criminales de la Costa Atlántica como el ‘Ñeñe’ Hernández, socio de alias Marquitos.

En tal propósito se valieron, además, de efectivos aliados en quienes entienden la política como el arte de ponerle una vela a Dios y otra al diablo y de tratar de congraciarse con todos sin tomar partido. Estos últimos son también, sin eufemismos, cómplices de la nueva cloaca que Gonzalo Guillén y Daniel Mendoza Leal, dando cátedra de periodismo y de valor civil, ayudaron a destapar. Ellos, los que optaron por mirar para otro lado frente al peligro del regreso del uribismo, ayudaron a posicionar en la opinión pública una matriz mediática falsa: Que Petro y Uribe representaban lo mismo y que solo ellos (el centro) eran los únicos «salvadores». Dividieron y el uribismo volvió a reinar con todas las implicaciones que para la ya maltrecha ética ello tiene.

En su afán de ganar a como diera lugar, quienes impulsaron a Duque, muy seguramente inspirados en la frase de un tristemente abogado que representa y defiende sus ideales e intereses, hicieron una escisión definitiva, esta vez no entre derecho y ética, sino entre esta última y política, confiados en que el país nacional se ha insensibilizado y vuelto indiferente o inmune frente al establecimiento y la forma putrefacta de actuar del viejo y/o detusto país político.

IMG_20200308_094042

Y mientras los audios incriminadores continúan apareciendo, los hipócritas fariseos modernos persisten en su shows mediáticos de rasgarse las vestiduras y negar sus vínculos con la mafia que logró materializar el sueño de Escobar Gaviria y lo corrompió todo. El padre del cinismo y heredero de la mentalidad traqueta del capo, declara que no compra votos, confiado en que el país haya olvidado como obtuvo el voto favorable de los congresistas que decidían si podía aspirar o no a un segundo periodo.

El otro (que no merece ni siquiera mencionarse ni respeto por su indignidad) señala que siempre ha combatido al narcotráfico, cuando ni siquiera ha decidido pronunciarse sobre su narco embajador. Ambos son iguales, se cubren con la sábana de la impunidad reinante, de la indecencia y de la ausencia de vergüenza y dignidad para admitir sus culpas. Se les cayó la P no son políticos probos sino políticos robos. Esa misma P en Colombia reemplazó a la M en inmunidad.

 

 

IMG_20200308_095208

IMG_20200308_094228

En las fotos el narco «Ñeñe» Hernández con dos de los garantes de los perdidos recursos y votos de Germán Vargas Lleras en Barranquilla y en la costa: Alejandro Chat Chaljub y Elsa Noguera

¿Gobernadora, rector y funcionarios de la UdelA promueven candidatura al Superior?

IMG-20200129-WA0007

Ad portas de la elección de representante de los egresados de la Universidad del Atlántico ante el Consejo Superior, la gobernadora del Departamento del Atlántico, Elsa Noguera De la Espriella, a través de una fotografía con uno de los candidatos, envío un mensaje que ha sido interpretado como un guiño o una muestra de parcialidad y preferencia hacia uno de los aspirantes.

IMG_20200129_215016

La imagen que podría incluso motivar la apertura de investigación de oficio por parte de la Procuraduría General de la Nación pone en entredicho las garantías y la imparcialidad que debería ofrecer la primera autoridad del Departamento del Atlántico, quién posa con el aspirante y rector de la Institución Educativa Denis Herrera De Villa del barrio La Esmeralda de Barranquilla, Willian Luengas Cuello, quién es afín al partido Cambio Radical y a la casa política Char.

IMG_20200129_215125

En la fotografía también aparece como parte del grupo de apoyo de Luengas el docente Jorge Anaya, segundo renglón y hombre de confianza del Directivo de ADEA Henry Rada (que en la anterior campaña fue fórmula del hoy concejal Leyton Barrios); el aspirante a la decanatura de la facultad de derecho y nuevo asesor en temas jurídicos del noticiero del periodista Jorge Cura Amar, señor Leonardo Reales, además de los también rectores Tomás Naguib Payares y Álvaro Saavedra Pacheco, quién se hizo elegir delegado de ADEA por el grupo al que pertenece el también rector y aspirante Henry Gómez Zárate.

IMG_20200129_214941

Las suspicacias se acrecentaron y generaron además alertas por la aparición en la cuestionada foto del rector de la institución Marco Fidel Suárez, Oscar Marriaga Ferrer, quién funge además como Director de la Oficina de Egresados de la Universidad y ha efectuado una convocatoria en una de las sedes de la Universidad que tendría como propósito promocionar la candidatura de Luengas, convocatoria esta que denunciaron rectores que expresaron sentirse constreñidos a respaldar y votar por el candidato de la alcaldía y la gobernación.

IMG_20200129_215157

La fotografía motivó la reacción inmediata del candidato al superior Gustavo Rojas quién a través del Noticiero Alerta Barranquilla que transmite a través de RCN el comunicador Lao Herrera hizo la denuncia respectiva. Otro grupo de docentes y rectores afines a la candidatura del rector de la Institución Educativa Distrital Madres Católicas, Álvaro Guzmán Boom, se sumaron a las voces que expresaron su preocupación frente a la gravedad de lo ocurrido. En varias fotografías puede observarse la familiaridad entre los rectores Marriaga y Luengas lo que constituye un mal precedente frente a las elecciones por desarrollarse

¿Una invitación a abrir la UdelA o al enfrentamiento y la violencia entre estudiantes?

rector_ua

En lugar de liderar el proceso de modernización de la Universidad del Atlántico tal y como lo exigen los estudiantes y como recientemente lo concretó la Universidad de Nariño, el rector de la Universidad del Atlántico y militante del Centro Democrático, Jorge Luis Restrepo Pimients, salió peligrosa y desafiantemente a través de vídeos a convocar a normalización de actividades académicas, sin la superación de todas las causas que dieron lugar al paro universitario.

Su apuesta, lejos de unir a la comunidad universitaria polariza aún más el ambiente y se constituye en combustible que puede ser el detonante de enfrentamientos entre miembros de los distintos estamentos universitarios. Divide y reinarás pareciera ser la irresponsable consigna adoptada desde la dirección de la universidad y que puede desencadenar en nuevas e indeseadas espirales de violencia que se creían superadas al interior del alma mater.

Coincidencialmente con lo anterior, algunos docentes, estudiantes, medios y hasta grupos de choque a sueldo han reiniciado agresivamente un proceso de macartización y/o, en términos más claros, una campaña de señalización pública de los estudiantes no afines al establecimiento que podría significar un serio riesgo para su integridad física y la revalidación de la oscura etapa ya superada que concluyó con el asesinato de varios estudiantes y docentes a manos de paramilitares.

Quienes señalan cumplen el mismo rol que los marcadores en términos de lo que se conoce como fleteo o ruleteo. Son quienes trazan el camino del accionar paramilitar en una sociedad donde tal fenómeno ha tomado nuevos brios bajo el gobierno de Duque y donde el asesinato se ha vuelto pan de cada día. Los que alegremente instigan al enfrentamiento y juegan al señalamiento deberían medir las posibles consecuencias de sus acciones irresponsables.

La toma que de verdad le hace un serio daño a la universidad pública no es la de los estudiantes sino la de quienes la han coptado para poner su presupuesto y su estructura al servicio no de la sociedad y de las necesidades de educación de los sectores populares sino de mezquinos intereses de sectores políticos. Carlos Prasca representaba un sector que aún hoy controla la universidad. Pensar que la protesta se circunscribía a la salida de este lujurioso personaje es más que un error, una marcada ingenuidad.