Archivo de la categoría: Región

Directora territorial de la esap en el atlántico: ¿es intocable?

Luego de denuncias realizadas por estudiantes y egresados de la Dirección Territorial Atlántico, Magdalena, César y La Guajira de la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, el equipo de Opinión y Noticias se dedicó a investigar el proceso de selección público, por mérito, para escoger a los directores territoriales de la ESAP, encontrando serias inconsistencias en los argumentos esgrimidos por el director nacional, Pedro Medellín Torres, para excluir a la Dirección Territorial Atlántico de la convocatoria.

Todo comienza con la Resolución No. SC- 3617 del 8 de noviembre de 2020, por medio de la cual se convocó un proceso de selección público, por mérito, con el fin de integrar las ternas que se presentarían a los gobernadores para la designación de los directores de las 15 direcciones territoriales de la ESAP.  Si se observa, la dirección territorial Atlántico está incluida en la convocatoria.

Resolución No. SC-3617. Fuente: http://www.esap.edu.co

En el capítulo 2 de la convocatoria, cronograma del concurso, se establece que el día 14 de diciembre de 2019 se realizará la aplicación de las pruebas de Conocimientos y de Competencias Laborales. La correspondiente a la dirección territorial Atlántico se practicó en la ciudad de Barranquilla.

Días después, a través del Anexo C, la ESAP publicó los resultados de la prueba escrita de conocimientos practicada a los aspirantes admitidos que cumplieron con los requisitos mínimos para cada dirección territorial. La prueba de conocimientos para ser director territorial en el Atlántico la realizaron 41 aspirantes, de los cuales sólo 2 de ellos obtuvieron un resultado mínimo de 75/100 requisito establecido para concursar en la integración de la terna que sería presentada al gobernador del departamento.

Vale la pena destacar que la actual directora territorial, Sandra Plata Coronado, abogada, especialista y magíster en Derecho Administrativo, participó en el concurso, obteniendo un resultado inferior al puntaje de 75/100 exigido en la prueba escrita de conocimientos para poder continuar en el proceso de selección. ¿Sorprende? No, en Colombia estamos acostumbrados a que los funcionarios públicos sean incapaces e incompetentes. La mediocridad en la administración pública es un común denominador. Ni los años de experiencia en el cargo, ni la experiencia profesional como administrativista fueron suficientes para que Sandra Plata obtuviese el puntaje requerido. ¡Como mínimo debió obtener el mayor puntaje de los aspirantes! Con lo que no contaba la directora es que en la prueba de conocimientos no se le preguntaría sobre politiquería, materia de la que son egresados dignísimos el grupo político que la sostiene en la dirección territorial, liderado por la representante a la cámara Marta Villalba y su esposo, Camilo Torres, quienes heredaron la partecita de la ESAP que le corresponde al Partido de la U, como oficiales lamebotas del gobierno nacional.

Continuemos.

No solo en la dirección de Atlántico no se pudo integrar la terna para escoger al director territorial, ocurrió lo mismo en Caldas, Meta, Cauca, Norte de Santander, Quindío, Tolima y Boyacá. Por ello, después de declararse desierto el proceso de selección para esas 8 direcciones territoriales, la dirección nacional de la ESAP decidió continuar con la convocatoria, a través de la Resolución No. SC- 1172 de septiembre de 2020, por medio de la cual convocó el proceso de selección público, por mérito, para integrar las ternas que serían enviadas a cada gobernador para elegir ocho (8) directores territoriales. Nuevamente Atlántico es incluido, lo cual puede constatarse con la revisión de la Resolución mencionada.

Resolución No. SC-1172 de 2020. Fuente: http://www.esap.edu.co

Como se observa en las imágenes, que fueron extraídas de la resolución en comento, el nuevo proceso de convocatoria, después de declararse desierto el anterior habiéndose conformado únicamente la terna para 7 direcciones territoriales, y teniéndose que convocar un nuevo concurso para integrar la terna de 8 direcciones territoriales faltantes. Sin embargo, siete (7) días después de publicarse la anterior resolución, el director nacional de la ESAP, Pedro Medellín Torres, expidió la resolución SC- 1184 del 28 de septiembre de 2020, en la que excluyó a la dirección territorial Atlántico del concurso de selección público.

La gestión de los centros territoriales de administración pública – CETAP, que se menciona en la parte considerativa de la resolución puede hacerse a través de la dirección nacional, como ha sido hasta ahora, sin que el eventual cambio de dirección territorial obstaculizara la gestión de los CETAPS y los otros pactos territoriales y regionales que se mencionan en los argumentos de la resolución, sin que todo ello tuviera que hacerse con una idea de “continuidad” que sólo es un eufemismo para esconder los verdaderos pactos regionales por medio de los cuales se reparten las direcciones territoriales de la ESAP. El director nacional, Pedro Medellín Torres, debe explicarles a los estudiantes de la Dirección Territorial Atlántico por qué están condenados a padecer la presencia de una directora territorial que no tiene los conocimientos básicos para ocupar esa dignidad. También debe explicarles si los pactos con Marta Villalba y Camilo Torres prevalecen sobre el mérito y la idoneidad.

Injerencia uribista en elecciones de USA no quedará impune

 

Trump hizo suyas las prácticas del uribismo y las aplicó en la pasada campaña presidencial. La mentira con propósitos de infundir miedo y motivar el voto de rechazo a una «amenaza», no real sino artificialmente creada, demuestra, al igual que la apelación a la descalificación de sus adversarios como «comunistas» o «castrochavistas», que los uribistas fueron asesores de cabecera de los republicanos para manipular el voto latino en Estados Unidos.

Seguir leyendo Injerencia uribista en elecciones de USA no quedará impune

Con mucho respeto: ¿Dónde están los congresistas alternativos?

En Barranquilla se está librando una batalla desigual, en defensa de la Universidad del Atlántico, para evitar el control hegemónico de su Consejo Superior por parte del clan Char. Sin embargo de esa gesta casi que heroica; de esa reeditada confrontación entre un Goliat y un David modernos muy pocos hablan y a nadie pareciera importarle.

Seguir leyendo Con mucho respeto: ¿Dónde están los congresistas alternativos?

Los Char: nuevas y sorprendentes revelaciones sobre su entramado electoral

María Jimena Duzán y Alfredo Molano Jimeno a través de recientes columnas en SEMANA y EL ESPECTADOR han dado unos primeros pasos muy importantes en el propósito de desentramar cómo opera la maquinaria politiquera y electorera del clan Char en Barranquilla.

Seguir leyendo Los Char: nuevas y sorprendentes revelaciones sobre su entramado electoral

Julio 27 de 1870: A 150 años de un gran gesto de solidaridad

No siempre Colombia ha tenido la misma política exterior hacia repúblicas hermanas frente a la agresión de imperios. Lejos del ataque sistemático y la conspiración permanente y actual contra Venezuela, en la que Colombia actúa como el caín perfecto en función de los intereses coloniales de Estados Unidos, no siempre nuestro papel fue el de la indignidad y el servilismo.

Seguir leyendo Julio 27 de 1870: A 150 años de un gran gesto de solidaridad

Colombia: ¿Cuál democracia? ¿Cuál soberanía? ¿Cuál independencia? Somos una vulgar colonia de TRUMP

  1. IMG_20200528_123201

Ha quedado al descubierto la farsa. Colombia no tiene una de las «democracias más sólidas del continente», expresión con la que con frecuencia se nos miente. En las democracias el soberano, el que erige a los poderes constituidos (a los elegidos) es el constituyente primario, el pueblo. En el pueblo, y en nadie más, reside la soberanía, dice el texto constitucional. La elección de administradores de lo público (de lo que es de todos) jamás, en una democracia verdadera, puede entenderse como la emisión de un cheque en blanco para que los gobernantes hagan lo que se les venga en gana sin rendirle cuentas a nadie o permitan que otros, desde el extranjero, lo hagan.

Con el envío de tropas estadounidenses a territorio colombiano, anunciada no por el “gobierno” colombiano sino por la embajada norteamericana, pasando por encima y pisoteando a quien para la foto funge como «presidente» y, además, la dignidad del Senado y del Consejo de Estado, que de acuerdo a los artículos 173 (numeral 4) y 237 (numeral 3) superiores, son quienes tienen la facultad de autorizar el tránsito (y más la permanencia, agregamos) de tropas extranjeras por el territorio patrio, ha quedado en evidencia que la independencia nacional fue una efímera ilusión y una mentira que nos repiten los textos de historia patria.

Se ha materializado el temor profético de Simón Bolívar al visionar a Estados Unidos como el país «destinado por la providencia para plagar a América de miserias en nombre de la libertad». El silencio del “gobernante” frente a semejante afrenta no es más que la comprobación de que es una útil marioneta con dos titiriteros que la manejan a su antojo: Trump, el dueño de la finca, y Uribe su fiel y servil capataz.

¿Cómo ocultar o negar a partir de ahora que somos tan solo una colonia más a la que ni siquiera se le reconoce como tal? Colombia ha sido violada frente a toda la comunidad internacional y nuestro “gobernante” y su partido de gobierno sonríen de la misma forma en que lo haría un proxeneta que explota miserablemente lo que no le pertenece, pero ni siquiera a cambio de dinero sino de no ser expuestos y juzgados por todo lo que se sabe sobre ellos.

Nuestra triste realidad hoy, es que nos gobiernan dos dementes a través de cuerdas


imperceptibles de ventrílocuo. Los identifica, eso sí, un mismo comportamiento criminal, psicópata. Se placen y extasían con la guerra, con la muerte y con el derramamiento de sangre ajena. Dogmáticos y fanáticos están dispuestos a todo con tal de destruir a quienes se opongan a sus dogmas, a sus designios, a sus «verdades» que ni siquiera alcanzan para ser consideradas como doxas.

Felices deben estar los que votaron y quienes revivieron con su abstención y su voto en blanco este proyecto totalitario, reaccionario y retardatario propio del oscurantismo y de la caverna, señalando, como justificación para ello, que resultaba lo mismo votar por un proyecto liberal y progresista, proclive a defender y desarrollar la Constitución de 1991, que hacerlo por un proyecto ultraconservador, ortodoxo y que no conoce, y antes más bien desprecia, la ética. Un proyecto político que si pudiera nos devolvería, siendo optimistas, a la Constitución de 1886 aunque su verdadero sueño hecho realidad seria retrotraernos al medioevo de los señores y los vasallos o, un poco antes, a la sociedad integrada por amos y esclavos.

No les importa el pueblo raso, el país nacional del que hablaba Jorge Eliecer Gaitán. No les interesa si entre las tropas norteamericanas hay positivos asintomáticos de COVID-19 y agravan nuestra ya delicada situación o si vienen y violan con su «inmunidad» cientos de niñas a su paso. No les importa si desde suelo colombiano se agrede a un pueblo hermano y si la respuesta de su gobierno nos involucra en una guerra innecesaria, inconveniente e impredecible. Sería extremadamente importante que un acto de humildad y contrición los que contribuyeran a elegir a este remedo de gobierno que cada vez convierten más al país en una republiquita, reconocieran con valor civil su letal error.

Premonitoria o proféticamente Jaime Garzón situaba a Uribe como quien nos traería a los «redentores soldados norteamericanos». Hoy sus pronósticos geniales, como los de Simón Bolívar se cumplen. Estamos en mora de construir una verdadera independencia. Cuando Bolívar murió entró a gobernar una élite criolla igual o peor a la que el genio de América combatió. Aún nos gobiernan. La gesta de Bolívar fue traicionada.




	

Se les cayó la P a los «probos» politicos amigos del «Ñeñe»

FB_IMG_1583446837736

Gustavo Petro polariza, dicen sus contradictores, pero no cuentan el resto, antes lo callan convenientemente: Petro se ganó la fama de polarizador porque no tiene precio, no se vende y es intransigente e intolerante con la corrupción. En ello obra bien: La política en Colombia mediada por el eje de lo corrupto, se mueve entre el ser o el no ser y no da para términos medios como ha quedado suficientemente demostrado con el escándalo que involucra al presidente y a su mentor con un narcotraficante costeño que se disfrazaba de «ganadero».

Al bautizar en algún momento a su movimiento como Decentes y representar una opción política anticorrupción, Petro hizo que la indecencia en la política se alinderara. Los Gaviria, los Pastrana y todos los que sentían amenazados sus intereses y privilegios y hasta comprometida su impunidad (inmunidad) se nuclearon en torno al sector que mejor representa a lo que Álvaro Gómez Hurtado denominaba el régimen.

El partido político de los honorables sin honorabilidad, del eterno «yo no fui», del «todo se vale», de «el fin justifica los medios», de la propagación del odio y la venganza, de defensa de la guerra y de la muerte e incurso en toda suerte de escándalos de corrupción, entendió el peligro que para la continuidad de su pillaje y de su lógica mafiosa significaba Petro y se valió de lo que mejor saben hacer para derrotarlo: recurrir a lo más nauseabundo del lodazal fétido de recursos a su disposición para imponerse.

IMG_20200308_094509

Hicieron de nuevo uso del miedo, soportado en el engaño; acudieron a la trampa en el amañado conteo de los votos desde una registraduría perfectamente coptada desde su software; apelaron a traiciones y robos como los que orquestaron contra otro de los alfiles del establecimiento y, como si todo lo anterior no fuera poco, también echaron mano de la ayuda, para la compra de votos de la que hablara Ayda Merlano y que hoy involucra, adicionalmente, a sombríos personajes vinculados al narcotráfico y a temibles estructuras criminales de la Costa Atlántica como el ‘Ñeñe’ Hernández, socio de alias Marquitos.

En tal propósito se valieron, además, de efectivos aliados en quienes entienden la política como el arte de ponerle una vela a Dios y otra al diablo y de tratar de congraciarse con todos sin tomar partido. Estos últimos son también, sin eufemismos, cómplices de la nueva cloaca que Gonzalo Guillén y Daniel Mendoza Leal, dando cátedra de periodismo y de valor civil, ayudaron a destapar. Ellos, los que optaron por mirar para otro lado frente al peligro del regreso del uribismo, ayudaron a posicionar en la opinión pública una matriz mediática falsa: Que Petro y Uribe representaban lo mismo y que solo ellos (el centro) eran los únicos «salvadores». Dividieron y el uribismo volvió a reinar con todas las implicaciones que para la ya maltrecha ética ello tiene.

En su afán de ganar a como diera lugar, quienes impulsaron a Duque, muy seguramente inspirados en la frase de un tristemente abogado que representa y defiende sus ideales e intereses, hicieron una escisión definitiva, esta vez no entre derecho y ética, sino entre esta última y política, confiados en que el país nacional se ha insensibilizado y vuelto indiferente o inmune frente al establecimiento y la forma putrefacta de actuar del viejo y/o detusto país político.

IMG_20200308_094042

Y mientras los audios incriminadores continúan apareciendo, los hipócritas fariseos modernos persisten en su shows mediáticos de rasgarse las vestiduras y negar sus vínculos con la mafia que logró materializar el sueño de Escobar Gaviria y lo corrompió todo. El padre del cinismo y heredero de la mentalidad traqueta del capo, declara que no compra votos, confiado en que el país haya olvidado como obtuvo el voto favorable de los congresistas que decidían si podía aspirar o no a un segundo periodo.

El otro (que no merece ni siquiera mencionarse ni respeto por su indignidad) señala que siempre ha combatido al narcotráfico, cuando ni siquiera ha decidido pronunciarse sobre su narco embajador. Ambos son iguales, se cubren con la sábana de la impunidad reinante, de la indecencia y de la ausencia de vergüenza y dignidad para admitir sus culpas. Se les cayó la P no son políticos probos sino políticos robos. Esa misma P en Colombia reemplazó a la M en inmunidad.

 

 

IMG_20200308_095208

IMG_20200308_094228

En las fotos el narco «Ñeñe» Hernández con dos de los garantes de los perdidos recursos y votos de Germán Vargas Lleras en Barranquilla y en la costa: Alejandro Chat Chaljub y Elsa Noguera

¿Gobernadora, rector y funcionarios de la UdelA promueven candidatura al Superior?

IMG-20200129-WA0007

Ad portas de la elección de representante de los egresados de la Universidad del Atlántico ante el Consejo Superior, la gobernadora del Departamento del Atlántico, Elsa Noguera De la Espriella, a través de una fotografía con uno de los candidatos, envío un mensaje que ha sido interpretado como un guiño o una muestra de parcialidad y preferencia hacia uno de los aspirantes.

IMG_20200129_215016

La imagen que podría incluso motivar la apertura de investigación de oficio por parte de la Procuraduría General de la Nación pone en entredicho las garantías y la imparcialidad que debería ofrecer la primera autoridad del Departamento del Atlántico, quién posa con el aspirante y rector de la Institución Educativa Denis Herrera De Villa del barrio La Esmeralda de Barranquilla, Willian Luengas Cuello, quién es afín al partido Cambio Radical y a la casa política Char.

IMG_20200129_215125

En la fotografía también aparece como parte del grupo de apoyo de Luengas el docente Jorge Anaya, segundo renglón y hombre de confianza del Directivo de ADEA Henry Rada (que en la anterior campaña fue fórmula del hoy concejal Leyton Barrios); el aspirante a la decanatura de la facultad de derecho y nuevo asesor en temas jurídicos del noticiero del periodista Jorge Cura Amar, señor Leonardo Reales, además de los también rectores Tomás Naguib Payares y Álvaro Saavedra Pacheco, quién se hizo elegir delegado de ADEA por el grupo al que pertenece el también rector y aspirante Henry Gómez Zárate.

IMG_20200129_214941

Las suspicacias se acrecentaron y generaron además alertas por la aparición en la cuestionada foto del rector de la institución Marco Fidel Suárez, Oscar Marriaga Ferrer, quién funge además como Director de la Oficina de Egresados de la Universidad y ha efectuado una convocatoria en una de las sedes de la Universidad que tendría como propósito promocionar la candidatura de Luengas, convocatoria esta que denunciaron rectores que expresaron sentirse constreñidos a respaldar y votar por el candidato de la alcaldía y la gobernación.

IMG_20200129_215157

La fotografía motivó la reacción inmediata del candidato al superior Gustavo Rojas quién a través del Noticiero Alerta Barranquilla que transmite a través de RCN el comunicador Lao Herrera hizo la denuncia respectiva. Otro grupo de docentes y rectores afines a la candidatura del rector de la Institución Educativa Distrital Madres Católicas, Álvaro Guzmán Boom, se sumaron a las voces que expresaron su preocupación frente a la gravedad de lo ocurrido. En varias fotografías puede observarse la familiaridad entre los rectores Marriaga y Luengas lo que constituye un mal precedente frente a las elecciones por desarrollarse